Integración de los sistemas de gestión: los límites los marcan los clientes

Cuando se implanta un sistema de gestión empresarial, además de la integración de los procesos de los diferentes departamentos dentro de una metodología común de trabajo -lo que redunda en una mayor eficiencia y en la eliminación de información dispersa y muchas veces repetida-, es habitual que nos encontremos con que nuestros clientes deseen realizar una integración de los sistemas de gestión de la información y procesos de terceros.

Es precisamente esa integración de los sistemas de gestión la que por un lado permite mejorar aún más la productividad del negocio, y en segundo lugar demuestra las capacidades de la solución ERP escogida, solución que resulta de la suma de tecnología más cualificación del proveedor para aprovecharla, y maximizar los procesos operativos dentro de la industria.

Porque esa integración de los sistemas de gestión será la prueba de que por un lado se ha elegido un software ERP flexible y potente capaz de aglutinar elementos de terceros (Dynamics NAV en este caso), y por qué no decirlo también, que somos un Partner a la altura de las expectativas de nuestros clientes. El movimiento, como se suele decir, se demuestra andando.

A lo largo de estos años nos hemos enfrentado a retos muy diversos planteados por nuestros clientes, lo que sin duda nos retroalimenta y nos prepara para afrontar todos los que nos vengan por delante. ¿A qué sectores pertenecen estos clientes? Principalmente a los industriales y comerciales. ¿Y qué nos suelen pedir? Son cuatro las áreas más demandadas:

  • Movilidad: ligado normalmente a la logística y almacén
  • Web: plataformas de comercio electrónico, y/o autoservicio de clientes y proveedores
  • Intercambio de información EDI: para transacciones de pedidos, expediciones o facturas
  • La banca: todos los afectado por la normativa SEPA, tipos nuevos de formatos o específicos de confirming.

La tecnología sobre la que está construido Dynamics NAV nos permite emplear una arquitectura orientada a servicios (SOA), que sin duda facilita mucho la integración entre los diferentes sistemas. Esto se consigue construyendo un repositorio de servicios listos para ser utilizados y reutilizados. Afortunadamente, para poder llevarlo a cabo, no es preciso conocer lo que hacen internamente, sino cómo se comportan. Es decir, el interface de uso.

Es por ello que si en un momento dado fuera preciso llevar a cabo algún cambio, bastará con actualizar el servicio y no las aplicaciones que lo utilizan.

Habitualmente, para llevar a cabo los desarrollos nos basamos en Java, PHP o .NET. Y en el caso concreto de Dynamics NAV combinamos por un lado el entorno de desarrollo propio de NAV (C/AL) y lo complementamos con .NET cuando es preciso. Y para el intercambio de información básicamente empleamos formatos XML y servicios web. Esa es precisamente la tendencia de las últimas versiones de Microsoft Dynamics NAV, totalmente coherente con la evolución de la industria de las TIC.

Precisamente por la evolución de las tecnologías, todos hemos podido comprobar cómo los actuales smartphones o tablets son en realidad ordenadores en miniatura dotados de unas capacidades tales que permiten el acceso a las soluciones ERP en cualquier momento y lugar. Sirva de ejemplo el hecho que desde Microsoft Dynamics NAV 2015 ya es posible acceder a la solución ERP desde cualquier navegador web (lo que se conoce como Microsoft Dynamics NAV Tablet Client).

Algunos ejemplos de integración de los sistemas de gestión

Sentados todos estos preámbulos, llega el momento de comentar algunas de las soluciones de integración que hemos llevado a cabo con clientes. Si bien por confidencialidad no podemos enunciar todos los nombres que nos gustaría, sí podemos aportar algunos ejemplos de soluciones de integración

  • Integración B2B de WordPress con Dynamics NAV para gestión online de pedidos de clientes
  • Desarrollo de soluciones web para incorporar pedidos de la fuerza comercial
  • Integración de PDAs para operaciones de almacén (inventario, recepción de mercancía,…)
  • Integración en Dynamics NAV de mensajes EDI en plataforma
  • Doble integración con plataformas de comercio electrónico (MAGENTO) para pedidos de venta, y con empresas de logística para la expedición de los mismos, incorporando el tracking de éstas.
  • Gestión de incidencias de vending basada en intercambio de archivos
  • Integración de sistemas de planificación de fabricación (ASPROVA)
  • Integración con sistemas de gestión de almacenes (3iL)
  • Portal de autoservicio para consulta de proyectos
  • Portal web para gestión de tickets de asistencia a clientes, pedidos, albaranes y facturas, o biblioteca digital.
  • Gestión via web de compras e inversiones, con imputación de gastos de amortización

Todas estas integraciones enriquecen la amplia funcionalidad de Microsoft Dynamics NAV, y en muchos casos permiten el acceso de usuarios a determinadas tareas específicas sin que ello suponga la adquisición o alquiler de licencias adicionales.

Es por ello que, si bien un desarrollo de integración de los sistemas de gestión a medida pueda a priori parecer un gasto no previsto o no deseado, finalmente compensa en el medio o largo plazo al suponer otros ahorros en mantenimiento de licencias de Dynamics, en el coste horas/hombre necesario para introducir manualmente la información, además de evitarse posibles errores de transcripción de datos.

Nuestra misión en CONASA consiste en proponer a los clientes las mejores soluciones técnicas a sus necesidades junto con el mejor ROI posible. Y siempre contando con la última tecnología, algo que no sería posible sin nuestros planes internos de formación continua.


Integración de los sistemas de gestión